martes, 27 de julio de 2010

domingo, 20 de junio de 2010

Hola Bloggeros!!

Hola bloggeros!! Se que me han extrañado!! Pero entre el drama que es mi vida y la falta de internet, no podía ni pasarme por el blog a veces. Pero ya todo va mejor, asi que he vuelto.

Por ahora les dejo este saludito, pero prometo tener todo mas actualizado...

Nos leemos!!

Annie...

viernes, 7 de mayo de 2010

¿Quién fue Mario Benedetti?

¿Quién fue Mario Benedetti?



Hace más de medio siglo que Mario Benedetti nació para la literatura con su libro inicial La víspera indeleble, símbolo del comienzo de la generación uruguaya de 1945, que tiene en nuestro autor su más alta figura literaria y encontró su centro en el gran semanario Marcha de Carlos Quijano. En ese tiempo, Benedetti ha desarrollado un trabajo intelectual que abarca todos los géneros literarios y pone en práctica una amplia variedad de registros: de los libros reunidos en su creciente Inventario; es el gran novelista de Quién de nosotros, La tregua, Gracias por el fuego y Primavera con una esquina rota; el excelente cuentista de Montevideanos, La muerte y otras sorpresas, Con y sin nostalgia o Geografías, y el dramaturgo de El reportaje, Ida y vuelta y Pedro y el capitán.
Pero Benedetti es también el escritor político de Crónicas del 71º Terremoto y después, el humorista de Mejor es meneallo, el ensayista de El escritor latinoamericano y La revolución posible o La realidad y la palabra, y el intelectual comprometido artífice de esa trayectoria de reflexiones sobre la literatura y la realidad que inició con Peripecia y novela y el polémico El país de la cola de paja.
Benedetti tiene la capacidad de comunicar con el lector; la sencillez y lo humano de sus personajes hacen de su obra una de las populares de Latinoamérica.
Benedetti trasciende más allá de los libros. Sus historias, poesías y cuentos han sido adaptados al cine, teatro, radio y televisión. Muchos de sus poemas han tomado forma de canción.



Vida y obras de Mario Benedetti

 Mario Benedetti nació en Paso de los Toros, Departamento de Tacuarembó, República Oriental de Uruguay, el 14 de septiembre de 1920. Sus padres, Brenno Benedetti y Matilde Farugia lo bautizaron con el nombre de: Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti.
Con sólo cuatro años se trasladó con su familia a Montevideo. Allí cursó sus primeros años en el Colegio Alemán donde comenzó a escribir poemas y cuentos.
Tuvo a una juventud amarga, una infancia traumatizante, y una situación familiar y económica muy precaria, por la que dejó de estudiar y comenzó a trabajar como vendedor, taquígrafo, cajero, periodista, traductor y funcionario público. Obstáculos mediante y paralelamente al trabajo, terminó la secundaria de forma libre en el Liceo Miranda.
Ese contacto temprano con el trabajo le permitió conocer a fondo una de las constantes que registra en su literatura: el mundo gris de las oficinas montevideanas.
Entre 1938 y 1941 residió casi continuamente en Buenos Aires. Allí vivió largo tiempo trabajando como taquígrafo en una editorial. Se trasladó, en 1945, a Montevideo y ese mismo año publicó La víspera indeleble.
En 1946 se casó con Luz López Alegre. Treinta años después evocaría esa duradera relación en el poema Bodas de Perlas, publicado en La casa y el ladrillo (1977).
De regreso a Montevideo, en 1948 publicó su libro de poesías La víspera indeleble, mientras dirigía la revista literaria Marginalia, que duró hasta el año siguiente, cuando pasó a formar parte del consejo de redacción de la revista Número, cuya primera etapa se extendió hasta 1955. Esta publicación fue clave en la formación y el desarrollo de la llamada "generación del 45" o "generación crítica", integrada, entre otros, por Carlos Martínez Moreno, Mario Arregui, Ángel Rama, José Pedro Díaz, Armonía Somers, Idea Cilariño, Sarandy Cabrera, Ida Vitale, Carlos Maggi y Emir Rodríguez Monegal.
También en 1949, publicó su primer libro de cuentos, Esta mañana, por el que obtuvo el Premio del Ministerio de Instrucción Pública poco después de su publicación. Un año más tarde, salió la primera edición de Sólo mientras tanto. El galardón conseguido por Esta mañana lo obtuvo varias veces en distintos géneros, pero a partir de 1958 renunció sistemáticamente a estos premios por discrepancias con la reglamentación y parcialidad política.
En 1953 apareció su primer novela, Quién de nosotros. Entre 1954 y 1960 ocupó tres veces la dirección literaria de Marcha, el semanario más influyente de la vida política y cultural del Uruguay y uno de los más importantes de América Latina. Fue clausurado en noviembre de 1974, después de sufrir numerosas suspensiones tras el golpe de Estado de 1973. A la memoria de su fundador y director, Carlos Quijano, Benedetti dedicó el libro El desexilio y otras conjeturas (1985), conjunto de crónicas aparecidas en el diario El País de Madrid.
Con Poemas de la oficina, publicado en 1956, Benedetti impactó en el desarrollo de la poesía uruguaya al insertarse directamente en una temática considerada, hasta ese momento, como "no poética". Testimonió allí al burócrata de clase media y lo interpretó a cabalidad. A partir de ese libro se originó la creciente popularidad y difusión de la obra de Benedetti.
Su forma de escribir sencilla, directa y coloquial tiene su origen en la admiración que sentía por la poesía de Baldomero Fernández Moreno y Antonio Machado.
Con el volumen de Cuentos Montevideanos, publicado en 1959, tomó forma la concepción urbana de su obra narrativa. Ese mismo año viajó a Estados Unidos, hecho que lo conmovió. Dijo él acerca de aquel país: "me muestra el verdadero rostro del imperialismo". En ese mismo año, a nivel continental, se produjo un acontecimiento que marcó no sólo a Mario Benedetti, sino a todos los intelectuales latinoamericanos: la Revolución Cubana. Este hecho fue fundamental para el desarrollo literario y político del escritor uruguayo. Como él mismo declaró, le hizo mirar a América Latina cuando la mayoría de los intelectuales vivían encandilados por lo europeo. Expresó también: "me sirvió para comunicarme con mi país, para ver de una manera distinta el Uruguay, y frutos de eso son evidentemente ciertos cambios que se establecen en el orden literario". En 1966 visitó por primera vez Cuba y, entre 1968 y 1971, trabajó en la Casa de las Américas, institución cultural cubana.
En 1959 publicó los ensayos El país de la cola de paja. Este libro es considerado la primera reflexión de Benedetti sobre el Uruguay oficial. Con La tregua, que apareció en 1960, Benedetti adquirió trascendencia internacional. La novela tuvo más de un centenar de ediciones, fue traducida a diecinueve idiomas y llevada al teatro, la radio, la televisión y el cine. Ambos textos tienen algo en común: son la denuncia y toma de conciencia frente a una sociedad en crisis, cuya manifestación extrema sería el golpe de estado en 1973 y sus secuelas.
La actividad posterior de Mario Benedetti se multiplicó. A su intensa labor de escritor y periodista, se sumó una cada vez más activa participación política. En 1971 fue uno de los fundadores del Movimiento de Independientes 26 de marzo, que integraría más tarde el Frente Amplio, aunque luego, esta alternativa en desarrollo fuera frustrada por la fuerza.
En 1973 debió abandonar su país por razones políticas. Etapas de sus doce años de exilio fueron la Argentina, Perú, Cuba y España. Su vasta producción literaria durante ese período abarca todos los géneros, incluyendo famosas canciones, y suma más de sesenta obras, entre las que se destacan la novela Gracias por el fuego (1965), el ensayo El escritor latinoamericano y la revolución posible (1974), los cuentos de Con y sin nostalgias (1977) y los poemas de Viento del exilio (1981).
En 1987 recibió el Premio Llama de Oro de Amnistía Internacional por su novela Primavera con una esquina rota. Sus libros mas recientes son Despistes y franquezas (1990), Las soledades de Babel (1991), La borra del café (1992), Perplejidades de fin de siglo (1993) Andamios (1996), Existir todavía (2003), El porvenir de mi pasado (2003), El otro yo (2003), Los pocillos (2003), Defensa propia (2004) Memoria y esperanza (2004) Adioses y bienvenidas (2005), Canciones del que no canta (2006), Vivir adrede (2007), El viaje de salida (2008) y Testigo de uno mismo (2008). Su obra poética completa ha sido recogida en Inventario Uno (1950-1985), Inventario Dos (1986-1991), e Inventario Tres (2003), y sus cuentos en Cuentos completos (1947-1994).
Benedetti vivió más de diez años en el exilio, alejado de sus montevideanos. "Sin embargo, pienso que lo único positivo que hizo la dictadura uruguaya fue desparramar a mis montevideanos por todo el mundo, y seguí escribiendo sobre ellos en las distintas geografías del exilio", afirmó en una oportunidad. Durante sus años en Madrid desarrolló una intensa actividad en el periodismo y en recitales poético-musicales junto a intérpretes como Nacha Guevara y Joan Manuel Serrat.
Entre los premios recibidos en este período se destacan el título Doctor Honoris Causa de la Universidad de Alicante (1997), el VIII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (1999), el Premio Iberoamericano José Martí (2000), el Premio Etnosur (2004) y el XIX Premio Internacional Menéndez Pelayo de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (2005).
El 18 de diciembre de 2007, en la sede del Paraninfo de la Universidad de la República, en Montevideo, Benedetti recibió la orden Francisco de Miranda, en su Primera Clase, la más alta distinción que otorga el gobierno venezolano por el aporte a la ciencia, la educación y al progreso de los pueblos.
Tras la muerte de su esposa en 2006, se mudó definitivamente a Montevideo. Y al regresar, donó al Centro de Estudios Iberoamericanos que lleva su nombre, en la Universidad de Alicante, una colección de más de 2.000 ejemplares, entre libros, películas y discos compactos, que el autor había reunido durante años en la biblioteca de su casa de Madrid.
A los 88 años de edad, y tras superar varios problemas de salud durante el último año, agravados por el asma del que sufre, Benedetti sigue siendo un ejemplo de compromiso con la literatura y con su tiempo. Un verdadero faro a seguir por las nuevas generaciones.

 La obra de Mario Benedetti se encuentra compilada en las siguientes publicaciones:

Cuentos

 ·   Esta mañana y otros cuentos, 1949.

·   Montevideanos, 1959.

·   Datos para el viudo, 1967.

·   La muerte y otras sorpresas, 1968.

·   Con y sin nostalgia, 1977.

·   Geografías, 1984.

·   Recuerdos olvidados, 1988.

·   Despistes y franquezas, 1989.

·   Buzón de tiempo, 1999.

·   El porvenir de mi pasado, 2003.

·   El otro yo

·   Los pocillos

Drama

 

·   El reportaje, 1958.
·   Ida y vuelta, 1963.
·   Pedro y el Capitán, 1979.
·   El viaje de salida, 2008.

Novelas

 ·   Quién de nosotros, 1953.
·   La tregua, 1960.
·   Gracias por el fuego, 1965.
·   El cumpleaños de Juan Ángel, 1971.
·   Primavera con una esquina rota, 1982.
·   La borra del café, 1992.
·   Andamios, 1996.

Poesías

 ·   La víspera indeleble, 1945.

·   Sólo mientras tanto, 1950.

·   Te quiero, 1956.

·   Poemas de la oficina, 1956.

·   Poemas del hoyporhoy, 1961.

·   Inventario uno, 1963.

·   Noción de patria, 1963.

·   Próximo prójimo, 1965.

·   Contra los puentes levadizos, 1966.

·   A ras de sueño, 1967.

·   Quemar las naves, 1969.

·   Letras de emergencia, 1973.

·   La casa y el ladrillo, 1977.

·   Cotidianas, 1979.

·   Viento del exilio, 1981.

·   Preguntas al azar, 1986.

·   Yesterday y mañana, 1987.

·   Canciones del más acá, 1988.

·   Las soledades de Babel, 1991.

·   Inventario dos, 1994.

·   El amor, las mujeres y la vida, 1995.

·   El olvido está lleno de memoria, 1995.

·   La vida ese paréntesis, 1998.

·   Rincón de Haikus, 1999.

·   El mundo que respiro, 2001.

·   Insomnios y duermevelas, 2002.

·   Inventario tres, 2003.

·   Existir todavía, 2003.

·   Defensa propia. 2004.

·   Memoria y esperanza, 2004.

·   Adioses y bienvenidas, 2005.

·   Canciones del que no canta, 2006.

·   Testigo de uno mismo, 2008.

Ensayos

 ·   Peripecia y novela, 1946.

·   Marcel Proust y otros ensayos, 1951.

·   El país de la cola de paja, 1960.

·   Literatura uruguaya del siglo XX, 1963.

·   Letras del continente mestizo, 1967.

·   El escritor latinoamericano y la revolución posible, 1974.

·   Notas sobre algunas formas subsidiarias de la penetración cultural, 1979.

·   El desexilio y otras conjeturas, 1984.

·   Cultura entre dos fuegos, 1986.

·   Subdesarrollo y letras de osadía, 1987.

·   La cultura, ese blanco móvil, 1989.

·   La realidad y la palabra, 1991.

·   Perplejidades de fin de siglo, 1993.

·   El ejercicio del criterio, 1995.

·   Vivir adrede, 2007.


Frases Célebres de Mario Benedetti

 ·         “Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.”
·          “En ciertos oasis, el desierto es sólo un espejismo.”
·         “Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo.”
·         “Después de todo, la muerte es sólo un síntoma de que hubo vida.”
·         “Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio.”
·         “Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas.”
·         “Contra el optimismo no hay vacuna.”
·         “La mariposa recordará por siempre que fue gusano.”
·         “Un sociólogo norteamericano dijo hace más de treinta años que la propaganda era una formidable vendedora de sueños, pero resulta que yo no quiero que me vendan sueños ajenos, si no sencillamente que se cumplan los míos.”
·         “No sé tu nombre, sólo sé la mirada con que me lo dices.”
·         “Acá hay tres clases de gente: la que se mata trabajando, las que deberían trabajar y las que tendrían que matarse.”
·         Aunque nos olvidemos de olvidar seguro que el recuerdo nos olvida.”
·         “Un torturador no se redime suicidándose pero algo es algo.”
·         “No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable.”
·         “De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo: de la derecha cuando es diestra, de la izquierda cuando es siniestra.”
·         “La perfección es una pulida colección de errores.”
·         “Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman… Ojalá no fuese conjugación sino realidad.”
·         “No olvida quien finge olvido sino quien puede olvidar…”
·         “Cuando el infierno son los otros, el paraíso no es uno mismo.”

Related Posts with Thumbnails